Viernes, 18 de Octubre del 2019

Castilla-La Mancha tendrá un 6,3 por ciento más de Presupuesto para 2020

Redacción
30/09/2019 . 17:06

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha para 2020, que crece un 6,3 por ciento hasta superar los 8.000 millones de gasto no financiero, lo que supone 483,5 millones de euros adicionales para la cohesión social, consolidar el Estado de Bienestar y, también, para estimular el crecimiento económico sostenible en Castilla-La Mancha.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha informado de este acuerdo del Consejo de Gobierno en una rueda de prensa que ha ofrecido en el Palacio de Fuensalida, en la que, acompañado por el director general de Presupuestos, Isidro Hernández Perlines, ha indicado que, cumpliendo lo recogido en el Estatuto de Autonomía, el proyecto de Ley de Presupuestos para el próximo año será registrado en las Cortes regionales hoy mismo, es decir, antes del 1 de octubre.

Tal como ha explicado Ruiz Molina, el proyecto de Ley de Presupuestos de 2020, cuyo montante total asciende a 10.505,1 millones, se sustenta en dos grandes objetivos estratégicos.

El primero es generar riqueza para lo que se incentiva el crecimiento económico, así como la creación y consolidación del empleo; se promueve el cambio del modelo productivo aumentando la capacidad de innovación y la digitalización de las empresas; se fomenta la mejora de la competitividad y el crecimiento del tejido empresarial y se apuesta por la sostenibilidad ambiental como eje del desarrollo económico en la región.

El segundo objetivo estratégico es redistribuir la riqueza generada para finalizar la recuperación y consolidar el Estado de Bienestar; mejorar la calidad y la modernización de los servicios públicos y apoyar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, mejorando la situación socioeconómica de la mujer.

Ruiz Molina ha resaltado que ambos objetivos estratégicos se han de complementar con un tercero que tiene carácter transversal y que es la lucha contra la despoblación y el declive demográfico.

“Se trata de que seamos capaces de convertir el crecimiento económico en desarrollo mejorando la calidad de vida de nuestros ciudadanos a través de la redistribución de la riqueza generada”, ha resaltado Ruiz Molina.

Estos objetivos se han de desarrollar desde el diálogo social y, por supuesto, respetando el compromiso de congelar el esfuerzo fiscal y garantizando el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado que, en definitiva, “cohesión, desarrollo y sostenibilidad son los tres términos que definen el presupuesto 2020, pero que también van a ser los tres términos que van a definir lo que serán los presupuestos de toda la legislatura para convertir ese crecimiento económico en desarrollo económico, en la medida en que con una buena política de redistribución de la riqueza generada se mejore la calidad de vida de los ciudadanos, ya que de nada sirve crecer si de ese crecimiento no salen beneficiados todos los ciudadanos de la región”.

Se destinan siete de cada diez euros a gasto social

Tras repasar los grandes objetivos de estas cuentas, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha detallado las grandes cifras que contienen, en función de cómo se ha distribuido el gasto entre las diferentes políticas de gasto.

En relación a las que están relacionadas con el gasto social, Ruiz Molina ha subrayado que se destinan más de 5.600 millones a financiar el Estado del Bienestar, lo que supone el 71,2 por ciento del gasto no financiero o, lo que es lo mismo, más de siete de cada diez euros del presupuesto.

Con un incremento del gasto social del 8 por ciento, es decir, por encima del 6,3 por ciento que crece el gasto no financiero, el Gobierno de Castilla-La Mancha destinará cada día 15,3 millones para el Estado del Bienestar.

Dentro del conjunto de gasto social, la partida de sanidad alcanza prácticamente los 3.000 millones de euros, a gasto educativo se destinan cada día cinco millones de euros y los servicios sociales crecen un 8,4 por ciento, dos puntos más que el gasto no financiero.

Respecto a la mejora de la calidad y la modernización de los servicios públicos fundamentales, los dos factores más importantes, ha resaltado Ruiz Molina, son los recursos humanos y los recursos materiales.

En este sentido, el gasto en personal para los servicios públicos fundamentales asciende a 3.097 millones de euros, más del 90 por ciento del gasto de personal total de la Junta; mientras que las inversiones para infraestructuras de carácter social ascienden a 129 millones, creciendo un 36 por ciento.

Más de 420 millones para crecimiento económico, creación de empleo y transformación del modelo productivo

A continuación, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha informado de las políticas de gasto destinadas a crear riqueza, incentivando el crecimiento económico y creando empleo, para las que se destinan más de 420 millones de euros, con una variación del 9,4 por ciento con respecto a 2018, tres puntos por encima de lo que crece el gasto no financiero.

“También son recursos destinados a ir transformando el modelo productivo para que sea sostenible, innovador, competitivo y basado en el conocimiento. Para ello ayuda enormemente la política de I+D+i  y nuevas tecnologías, que en el presupuesto de 2020 contará con 120 millones de euros, lo que supone una variación con respecto al presupuesto de 2018 del 7,5 por ciento”, ha subrayado Ruiz Molina.

La partida destinada a recursos humanos supera los 3.400 millones y crece el 9,2 por ciento

Durante la rueda de prensa, Ruiz Molina también ha informado del presupuesto desde el punto de vista estrictamente económico, es decir, teniendo en cuenta la naturaleza económica de las diferentes partidas de gasto.

Sobre esta distribución del gasto Ruiz Molina ha destacado, en primer lugar, la partida destinada a los recursos humanos, que es la más importante desde el punto de vista cuantitativo, al superar los 3.400 millones, con un incremento del 9,2 por ciento.

También ha mencionado la partida de inversiones, dado que al tratarse de un “presupuesto solvente y riguroso permite disponer de más recursos para invertir en infraestructuras”. En este sentido, cabe señalar que por primera vez en los últimos ocho años se superan los 200 millones de euros en inversión, con una variación respecto a 2018 del 15,7 por ciento.

Finalmente, en este apartado Ruiz Molina ha subrayado que por primera vez la variación de la carga financiera derivada de la deuda es negativa, fundamentalmente, por la gestión que desde el Ejecutivo regional se viene realizando en la cartera de la deuda.

Unos presupuestos solventes, que reducirán por primera vez la carga financiera

Desde el punto de vista del análisis financiero, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha enfatizado en la solvencia financiera del proyecto de Ley de Presupuestos para 2020.  

Así, Ruiz Molina ha resaltado que los presupuestos están diseñados para generar un ahorro neto de 252 millones de euros; cumplir con los objetivos de estabilidad fijados para el próximo ejercicio, con un déficit cero, lo que supondrá no incrementar el endeudamiento, y, finalmente, disminuir por primera vez la carga financiera.

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico LSSICE y sus modificaciones del Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, que afectan al uso de cookies y a los envíos comerciales por correo electrónico, y en cumplimiento de la Directiva Europea 2009/136/CE, le informamos que nuestro sitio web www.noticiasdeguadalajara.es colocará cookies propias y de terceros en su ordenador para ayudar a mejorar la navegación en su web y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información
Tiempo: 0.0167 seg., Memoria Usada: 1.02 MB
Diseño web Inweb © 2017 - 2019